Desde su juventud, un grupo de amigos junto a sus novias y acompañantes, se reunían en un local de Cornellà conocido como el Bar O’Pucheiro, ubicado en la C/Campfaso 32.

Dicho local era un punto de encuentro y de referencia para todos, en donde se organizaban diferentes actividades.

poker

En las épocas invernales se entretenían con diversos juegos de cartas para pasar largos ratos divertidos entre amigos. Se incorporó un juego poco arraigado en nuestra tierra, el póker.

Se convirtió en un juego de moda al que todos participaban con la única intención de distraerse, intentar engañar al rival del juego, y ser más listo que los demás para ser el ganador.

Una noche de la primavera del 82, en el transcurso de una partida de póker, uno de los participantes tuvo una idea que transmitió a los demás: “¿por qué no aplicar la filosofía del juego del póker a una actividad a realizar al aire libre?, ¿qué os parece si organizamos un partido de futbol solteros contra casados?”. Era Esteban Ramirez quien propuso la brillante idea que supuso el germen del actual club.

Aquella iniciativa tuvo tanto éxito, que quiso repetirse periódicamente. Inicialmente se pensaba en jugar a futbol 11, pero el alquiler de un campo de futbol era tan elevado que se decidió jugar en pistas polideportivas de 40 x 20 mts.

Fue entonces cuando se decidió formar un club de futbol que tomó el nombre de la actividad que lo había generado, Club de Futbol Póker , siendo sus fundadores: Esteban Ramirez, Benito Redondo, Máximo López, Miguel Fernández, Juan Fuentes, Antonio Estévez, Antonio Cortés, Angel Pérez, Rafael Muñoz y Juan Fernández, asumiendo éste último la primera presidencia de la entidad.

Los inicios de la actividad futbolística periódica se dieron en Gavà, donde se realizaban diferentes partidos amistosos con otros clubs también de creación reciente, que como el C.F. Poker, eran pioneros de un deporte incipiente: el Futbol Sala.

En el mismo año 1982, se organizó en Cornellà, en el actual I.E.S. Esteve Terrades, el primer torneo local de Futbol Sala, en el que participó la entidad. En un principio se adoptó el color blanco en la camiseta, simplemente por una cuestión de subvención de las equipaciones.

foto_historia_01

Una de las primeras formaciones del C.F. Poker en 1982

En otoño del mismo 1982, se decide inscribir al club en las nuevas ligas de Futbol Sala que organizaba una entidad de St. Joan Despí, el Tenis Forn. Para disputar los torneos se consiguen nuevas equipaciones, en las que por casualidad, aparecen los dos colores que marcarán la personalidad del club: el naranja y el negro.

 

Siguiente –>